A LOS HOMBRES LES GUSTA QUE LA MUJER LE HAGA DISFRUTAR

70sexo

edicion70
SEXObanner

line top11

La actividad en la cama tiene que ser lo máximo: Para un hombre, pocas cosas son más frustrantes que hacerle el amor a una estatua de piedra… en general, al hombre lo enciende ver a su compañera excitada, respondiendo “con elocuencia” a lo que él le hace y le dice. La buena disposición de la mujer: La mujer tiene que seguirle la corriente a un hombre y tener sexo “al momento”, esto quiere decir sexo a mitad de la noche o en pleno día, a la hora del almuerzo o a la salida del trabajo. Lo mismo en su cama, que en un hotel, en una playa o en un parque. Pero si salen con que les duele la cabeza (pretexto común en todas las mujeres) al hombre no le gusta.

El rapidito, un estilo muy usado hoy en día: El hombre enloquece con el sexo relámpago, dirigido sólo a satisfacer un antojo momentáneo suyo, omitiendo la etapa de la estimulación erótica. En General un rápido calma los nervios y enciende la pasión para más tarde, como diríamos un bocadillo sale más rico…

El despacito, siempre y cuando haya tiempo de más: No es lo mismo el rapidito que el sexo rápido. Bajo ciertas circunstancias, los hombres rechazan el sexo que termina demasiado pronto. “Aborrezco hacer el amor a la carrera”, dicen en su mayoría los hombres, “porque es sábado o domingo hay que aprovechar el día al máximo, sin interrupciones y compromisos que no nos apuren de tener un momento íntimo”.

Las palabras excitantes por lo regular funcionan: Hablar de sexo o las travesuras que harán más tarde no tiene nada de malo, claro no es descaro, sino sinceridad. En la cama no cabe la timidez, ¡dirígelo! pídele lo que quieres, tomándole la mano y llevándola al lugar que deseas que te acaricie. “Ahí”… “Más despacio”… Es todo el vocabulario que necesitas, ¡con eso! ya le estarás diciendo muchas cosas.

El ataque por sorpresa en el momento que uno no se imagina: De vez en cuando sorpréndelo, dejar que la mujer tome las riendas y se haga cargo del ataque por sí sola. La disposición de la mujer de hacerle sentir placer a su hombre, la hace mucho más atractiva para la mayoría de ellos. Estos arranques inesperados son muy eficaces para mantener la llama del amor con vida.
Que la mujer huela bien: La higiene significa considerar a su pareja. “Una vez le hice el amor a una mujer que olía tan mal, que a pesar que me gustaba mucho, no pude seguir con ella”, dice uno de nuestros entrevistados. No hay mejor afrodisíaco como el agua y el jabón.

Encontrar sus fantasías: ¡Cuántos hombres quisieran vivir sus fantasías y ponerle pimienta a su vida amorosa! Tal vez al tuyo le guste verte bailar en ropa de dormir bien sensual mientras te la vas quitando poco a poco, o vendarle los ojos con un pañuelo de seda. Convéncelo de que te cuente sus fantasías…

Un buen masaje cuando lleguen a casa: Después de un día difícil en la carretera, entregar una carga o recoger otra carga, el día a un camionero se le vuelve fatigado. Un buen masaje lo relaja y le sirve como preludio al sexo. El truco está en hacerlo como si fuera una caricia larga y profunda. Ayúdate con un aceite porque frotar con la mano seca, puede ser doloroso. ¡¡¡Jajajajaja!!!

Que la mujer haga ruido eso intencifica la relación sexual: Al hombre le gusta que la mujer “haga algún ruido” durante el acto sexual… la mayoría detesta hacer el amor en medio de un silencio absoluto. Al hombre le encanta que la mujer “grite”, especialmente cuando se acerca al orgasmo. Eso le indica que ella está disfrutando… porque él ha sabido hacerla disfrutar.

line

bottom4

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s